Telecomunicaciones | Telecomunicaciones mediante rayos láser entre la Tierra y el espacio
La NASA transmitió con éxito un video de alta definición a lo largo de 418 kilómetros (260 millas), desde la Estación Espacial Internacional hasta la Tierra, utilizando un nuevo instrumento de comunicaciones mediante láser.
Rayos laser, NASA, Universidad Blas Pascal, Comunicaciones ópticas
67
post-template-default,single,single-post,postid-67,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by cm in Telecomunicaciones

Telecomunicaciones mediante rayos láser entre la Tierra y el espacio

La NASA transmitió con éxito un video de alta definición a lo largo de 418 kilómetros (260 millas), desde la Estación Espacial Internacional hasta la Tierra, utilizando un nuevo instrumento de comunicaciones mediante láser.

La transmisión del mensaje de video fue la primera comunicación de 175 megabits del sistema OPALS (por las siglas en inglés de Optical Payload for Lasercomm Science), una demostración tecnológica que permite a la NASA ensayar métodos de comunicación para futuras naves espaciales, utilizando un ancho de banda mayor que el de las ondas de radio.

Las herramientas de comunicaciones ópticas como OPALS utilizan energía láser enfocada para alcanzar tasas de volumen de datos entre 10 y 1.000 veces más altas que las permitidas por las actuales comunicaciones espaciales, que dependen de los segmentos de radio del espectro electromagnético.

Debido a que la estación espacial orbita la Tierra a una velocidad de unos 28.000 kilómetros por hora (17.500 millas por hora aproximadamente), transmitir datos desde ella hacia la Tierra necesita que el haz láser sea apuntado hacia el receptor con una precisión extrema. El proceso puede compararse a una persona que dirija un puntero láser hacia el extremo de un cabello humano situado a unos 9 metros (30 pies) de distancia, y que lo mantenga así con precisión mientras camina.

Durante la transmisión, OPALS se guió mediante una baliza láser emitida por una estación terrestre en Wrightwood, California. Toda la transmisión duró 148 segundos y alcanzó una tasa máxima de transmisión de datos de 50 megabits por segundo. OPALS necesitó 3,5 segundos para transmitir cada copia del mensaje de video “Hello World!” (“¡Hola mundo!”), lo cual hubiera requerido más de 10 minutos utilizando los métodos de transmisión tradicionales hacia la Tierra.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Ingresar un comentario

happy wheels